¿Qué joyas regalar para el bautizo de un niño o una niña?

El bautismo es un acontecimiento familiar sagrado que requiere cierta nobleza. Para felicitar al niño por esta excepcional celebración, se necesita un regalo memorable. Las joyas son una gran idea por su durabilidad. Para ello, hay muchas opciones tanto en materiales como en diseños. Los diseños personalizados son muy populares.

El oro, un gran clásico

El oro sigue siendo el material más popular cuando se trata de materiales nobles. Regalar pendientes de oro o una pulsera de oro es perfectamente aceptable en el bautizo de un niño, y las joyas de oro para bautizo siempre hacen felices a los padres. De hecho, el oro es un signo de nobleza. Este material ha sido reconocido desde la antigüedad como un bien precioso y raro. Recibir un regalo de oro es como una felicidad suprema para su poseedor. El bautismo de un niño, aunque es un acontecimiento importante para los cristianos, es un momento propicio para ofrecer un regalo de oro. Además, este material tiene cualidades esenciales: resistencia a la intemperie, inalterabilidad e invariabilidad en el tiempo.

La plata, sólo superada por el oro

Después del oro, las joyas de bautizo de plata son la segunda opción de los padrinos para sus ahijados. Al igual que el oro, la plata es un material noble y duradero. Además, se ofrece menos a precios asequibles en el mercado. Es habitual regalar un accesorio de plata para un bautismo cristiano. Cuando se busca una pieza de joyería para el bautismo de un niño, por ejemplo, una pulsera de cadena de plata es una mejor opción. Según el caso, es posible personalizar la pulsera. Puede, por ejemplo, grabar la inicial o el nombre del niño en la joya.

Las posibles variaciones

En cuanto a las formas o tipos de joyas para el bautizo de una niña o un niño, hay varias opciones posibles. La medalla religiosa es una mejor opción. Está disponible en diferentes diseños: la Virgen María, Jesús, santos, ángeles… Luego está la pulsera. Esta es una opción interesante, porque viene en varios tamaños de minions. Según el sexo o la personalidad del futuro titular, es posible crear un patrón personalizado y único. La pulsera se puede adornar con un colgante. Entre otros, está la cadena de bautismo. Para llevar al cuello, es una opción indiscutible para el bautismo de un niño. La cadena de bautismo puede ser de oro o de plata.

Disfrute de una amplia gama de joyas para mujer online
Litoterapia: definición y principios